El rejuvenecimiento facial engloba un conjunto de técnicas estéticas para mejorar el aspecto de la piel. Y decimos conjunto porque todos los tratamientos de rejuvenecimiento facial se pueden potenciar con otros.

Eliminar arrugas, reafirmar el óvalo facial, acabar con la flacidez del rostro y atenuar las manchas: son las principales áreas de acción de los tratamientos de rejuvenecimiento facial. En los últimos años este campo ha evolucionado muchísimo y hoy en día hay tratamientos efectivos e inmediatos como el Hifu, el ácido hialurónico, el Bótox y el colágeno que aportan volumen y hacen que tengas la dermis del rostro más tersa, joven y suave. Descubre otros tratamientos de belleza que puedes usar en verano.

Cuándo usar tratamientos de rejuvenecimiento facial

Por regla general a partir de los 35 años los signos del envejecimiento facial y corporal empiezan a ser más evidentes. Esto es debido a que la piel del rostro comienza a perder volumen y elasticidad por la falta de nutrientes y antioxidantes. Además, la producción de colágeno y elastina se reduce drásticamente.

A partir de los 40 años las arrugas comienzan a ser muy visibles, incluso sin forzar la expresión, especialmente en la frente, alrededor de la boca y de los ojos. Con esta edad lo más seguro es que nutrir e hidratar la piel con productos cosméticos no sea suficiente.

Debemos tener en cuenta que ciertas zonas específicas como la zona de los ojos o los labios necesitan tratamientos de rejuvenecimiento facial. Algunos como la mesoterapia facial, radiofrecuencia, los hilos tensores, el láser diodo o el hifu: mejoran sustancialmente la hidratación de nuestra piel, aportando los nutrientes necesarios para conseguir un a piel rejuvenecida.

Estas soluciones consiguen un efecto similar al lifting facial, pero sin necesidad de cirugía. Estos tratamientos consiguen, además, generar nuevo colágeno por lo que los resultados son graduales y duraderos.

 

Tratamientos de rejuvenecimiento facial eficaces

Cada año surgen nuevas técnicas y tratamientos específicos, en especial relacionados con el rejuvenecimiento facial.

Lo ideal es buscar unos resultados naturales, que rejuvenezcan nuestra piel aportando la hidratación, luminosidad y volumen que faltan. Pero sin perder la personalidad de los rasgos faciales de nuestro rostro. Para ello, hemos seleccionado una serie de tratamientos de rejuvenecimiento facial que puedes usar a partir de los 35 años y según el objetivo que desees conseguir:

Láser IPL: ideal para eliminar manchas y arrugas. Con la tecnología IPL podemos mejora la textura y la calidad de la piel. Además, aumentamos sus efectos si lo combinamos con otros tratamientos como el peeling (perfecto para eliminar manchas), con el plasma rico en plaquetas (ideal para devolver la vitalidad y el brillo al rostro) o vitaminas faciales (eficaz para tratar rojeces y manchas).

Láser diodo: metodología consiste en la emisión de pulsos de luz en una longitud de onda específica. El láser diodo es producido por un equipo de última tecnología que puede emplearse para varios fines estéticos:

  • A una frecuencia de 980 nanómetros se utiliza para el rejuvenecimiento facial.
  • 808 nanómetros, en la depilación permanente del vello no deseado, actúa sobre el folículo piloso produciendo un fenómeno llamado fototermólisis selectiva, que ataca la raíz del vello.
  • A los 120 nanómetros se aplica para una lipoescultura.

La luz que emite el láser provoca el calentamiento de la segunda capa de la piel estimulando la producción de colágeno y restaurando la piel desde adentro.

Presoterapia corporal: con este método no invasivo trabajamos las zonas más conflictivas del cuerpo atacado la temida celulitis. La presoterapia utiliza la presión del aire para ofrecer un masaje corporal. Con esto logramos estimular el sistema linfático y activar la circulación sanguínea y eliminar líquidos, toxinas y grasas acumuladas.

Hifu: los ultrasonidos hifu son ideales para redefinir el óvalo facial, elevar pómulos y cejas, combatir la flacidez y eliminar arrugas de expresión. Aunque ejerce un efecto lifting facial inmediato sus efectos mejoran con el paso de los meses, debido a que favorece la producción de colágeno y elastina. Este tratamiento de rejuvenecimiento se puede usar a nivel facial y corporal. Los efectos del hifu son duraderos y eficientes, y es un tratamiento no invasivo al contrario que los siguientes.

 

El ácido hialurónico para la cara funciona durante un tiempo determinado debido a que es asimilado por los tejidos cutáneos. Este método mejora la hidratación y mejora la síntesis de colágeno natural. Además aporta volumen, lo cual ayuda a difuminar arrugas en la zona de los ojos, el entrecejo, elevar pómulos y disminuye las marcas nasogenianas.

Hilos tensores: Esta forma de rejuvenecer la cara sólo requiere unas inyecciones mediante las cuales es posible introducir unos hilos de polidioxanona en la dermis profunda. Tienen un efecto lifting fuerte, es decir, eliminan arrugas y flacidez facial, mejora notablemente los signos de la edad y las marcas de expresión. Mediante la utilización de los hilos tensores espiculados el rostro recupera la armonía, juventud y un aspecto mucho más bonito. Puede realizarse en una tarde y si necesidad de ingreso. Algo que es una auténtica ventaja frente a otros métodos mucho más invasivos.

Tratamientos de rejuvenecimiento facial para hombres y mujeres

Lo bueno de este tipo de procedimientos es que pueden ser tanto tratamientos de estética para hombres como para mujeres. El rejuvenecimiento facial para hombres consiste en el mismo conjunto de técnicas. No importa el sexo pero sí el tipo y el estado actual de la piel. Por lo que es mejor que te dejes aconsejar por tu esteticista y elegir entre cualquiera de los métodos que hemos descrito en tu centro de estética.

Artículo anteriorAvión de pasajeros de China Eastern Airlines tiene ‘accidente’ en Guangxi, según medios estatales
Artículo siguienteDepilación con láser diodo: preguntas frecuentes